Me ha costado darme cuenta, pero desde que he superado el bloqueo mental
lo he comprendido todo muy aprisa. Camina o muere, ésta es la moraleja del cuento.
Así de sencillo.
…No se trata de hombre o Dios.
Es algo… del cerebro.

 

“La larga marcha.”- Stephen King.

Trabajar con Paula fue todo un regalo. Es una profesional muy exigente y aplicada con su trabajo y gracias a eso y a la sintonía que formamos en el equipo de su proyecto, salió de 10.

No nos conocíamos de nada y contactó conmigo para que realizase el diseño gráfico y editorial de su Fin de Carrera en la escuela de moda ESDEMGA (Universidade de Vigo). Pasamos muchas horas juntas, lo que considero fue todo un acierto a la hora de llevar a cabo los diseños. Paula supo expresarme lo que necesitaba y yo supe entenderlo y expresarlo justo como ella quería. Esto, por desgracia, no ocurre siempre que diseñamos.

También tuve la oportunidad de conocer a Dani Garzee, de quien me hice fan desde ese mismo momento. No me corté en preguntarle algunos trucos de iluminación o de alguna toma en concreto y él, generoso, no se cortó en explicármelos.

Ayudando a Paula en los estilismos estaba Vane (Sipinopikids), otro grandísimo descubrimiento que daría pie a futuras colaboraciones.

La sesión de fotos fue muy larga y tediosa para todo el equipo. Trabajamos con generadores, ya que el salón de baile en el que se realizó no tenía electricidad. Tuvimos que llenarlos de gasolina según pasaban las horas para no quedarnos sin luz. El resultado final es de gran calidad, como si contase con todos los focos de un estudio profesional. Todo ello junto con el diseño editorial, gráfico y el packaging realizado por Paula, hacen que el proyecto presentado sea coherente con el espíritu y filosofía del mismo.